Precio de Bitcoin Enero de 2021

Grafico de Bitcoin enero 2021

Eventos

28 de enero: El efecto Musk

En otro ejemplo de la loca influencia que Elon Musk puede ejercer en la red, añade el hashtag #bitcoin a su perfil de Twitter y el precio se dispara, ganando casi un 11% en un solo día y continuando con una subida adicional del 10% al día siguiente.

El CEO de Twitter, Jack Dorsey, hizo lo mismo, provocando numerosos tuits en la línea de… «¿qué saben estos tipos que nosotros no sabemos?».

Sin embargo, no fue solo el hashtag #Bitcoin el que hizo subir el precio. Elon también tuiteó un meme de un perro en la portada de una revista, aparentemente en apoyo de la criptodivisa de broma Dogecoin, lo que hizo que esa moneda también volara. Ha sido una semana divertida para Dogecoin, que se disparó en más de un 60% después de que un subgrupo de Reddit llamado SatoshiStreetBets se subiera al carro para intentar hacer subir el precio de la misma manera que WallStreetBets había hecho con Gamestop (GME).

No tenía nada que ver directamente con el Bitcoin, pero la moneda vio un efecto de rebote en los valores de las criptomonedas.

27 de enero: Los reguladores se ponen nerviosos

Desde que el Bitcoin alcanzó los 40.000 dólares a principios de enero, la moneda ha fluctuado por todas partes. Ha perdido una cuarta parte de su valor desde entonces, cayendo brevemente por debajo de los 30.000 dólares el 22 de enero y de nuevo el 27 de enero. Y algunos se están poniendo nerviosos.

El jefe de la FCA, Andrew Bailey, responsable del regulador financiero del Reino Unido, advirtió el 25 de enero en un panel de Davos que «los días de Bitcoin estaban contados» y que, aunque la innovación digital en el sector de los pagos había llegado para quedarse, dudaba que las criptodivisas en su forma actual siguieran existiendo. «¿Hemos llegado a lo que yo llamaría el diseño, la gobernanza y los acuerdos para una moneda digital duradera? No, no creo que hayamos llegado a ese punto», dijo.

Otros osos también han salido con advertencias. El CIO de Guggenheim cree que la demanda institucional no es «lo suficientemente grande o profunda» como para sostener los precios por encima de los 30.000 dólares, mientras que el ex consejero delegado de Goldman, Lloyd Blankfein, predijo que los reguladores probablemente mirarían muy de cerca a Bitcoin este año, dado su reciente éxito.

Y lo harán, pero eso no significa necesariamente que haya malas noticias. La secretaria del Tesoro de EE.UU. (y ex presidenta de la Reserva Federal), Janet Yellen, ofreció este mes una visión bastante equilibrada ante el Comité de Finanzas del Senado, señalando que las criptomonedas tienen el potencial de «mejorar la eficiencia del sistema financiero», y que «tenemos que estudiar detenidamente cómo fomentar su uso para actividades legítimas y, al mismo tiempo, restringir su uso para actividades malignas e ilegales». Sin embargo, prometió que «trabajaría estrechamente con la Junta de la Reserva Federal y los demás reguladores federales de la banca y los valores» para aplicar un marco normativo eficaz», por lo que un entorno operativo más estricto bien podría estar en camino.

21 de enero: Craig Wright causa caos

Craig Wright ha vuelto a causar más estragos, haciendo que los precios de las acciones se desplomen más de un 13% después de que presentara una demanda por derechos de autor contra Bitcoin.org y Bitcoincore.org.

Bitcoin emitió un comunicado «En relación con CSW y el libro blanco de Bitcoin», anunciando que Bitcoin.org y Bitcoincore.org habían sido notificados con alegaciones de infracción de derechos de autor por los abogados de Wright, que dijeron que Wright tenía los derechos de autor del libro blanco, el nombre de Bitcoin, y la propiedad de Bitcoin.org. Bitcoin.org, como era de esperar, no estaban de acuerdo.

Desgraciadamente, antes de que se consultara a los altos cargos, un grupo de desarrolladores del núcleo de Bitcoin se apresuraron a retirar el libro blanco de Bitcoincore.org como respuesta, lo que dio cierta credibilidad a las reclamaciones, haciendo caer los precios y haciendo parecer que el verdadero Nakamoto había llegado.

Escribió un desarrollador en un anuncio:

Al rendirse de esta manera, el proyecto Bitcoin Core ha prestado munición a los enemigos de Bitcoin, se ha autocensurado y ha comprometido su integridad. Esta rendición será sin duda utilizada como arma para hacer nuevas afirmaciones falsas, como que los desarrolladores de Bitcoin Core «saben» que CSW es Satoshi Nakamoto y que por eso actuaron así,

Creemos que no hay duda de que tenemos el derecho legal de albergar el libro blanco de Bitcoin. Además, Satoshi Nakamoto tiene una clave pública PGP conocida, por lo que es criptográficamente posible que alguien verifique que es Satoshi Nakamoto.

14 de enero: Nuevos Lanzamientos

Bitcoin Core 0.21.0 está disponible, la 21ª versión principal del software cliente original de Satoshi Nakamoto.

La actualización fue el producto de más de 600 pull requests fusionados, y fue una de las mayores actualizaciones de Bitcoin Core en los últimos años, introduciendo varias nuevas características, así como mejoras en la privacidad y el rendimiento, mientras que da un gran paso hacia la actualización del protocolo Schnorr/Taproot.

11 de enero: Caída de nuevo

El Bitcoin empieza a retroceder. Las criptomonedas en su conjunto tienen una mala semana, con casi 200.000 millones de dólares eliminados del mercado en un solo día. El Bitcoin pierde alrededor de un 17%, cayendo a un mínimo de 30.261 dólares el 11 de enero y cerrando a 35.455,58 dólares.

Parte del problema fue que los reguladores se asustaron: en el Reino Unido, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) advirtió que las personas que invierten en criptoactivos «deberían estar preparadas para perder todo su dinero». Esto cayó, como era de esperar, como un globo de plomo en el mercado, y solo el Bitcoin perdió unos 125.000 millones de dólares en valor de mercado en 24 horas. Tampoco era la primera vez que la FCA se posicionaba en contra de las criptomonedas: ya en octubre de 2020 prohibió la venta de criptoderivados a los consumidores minoristas en el Reino Unido.

Sin embargo, no todo el mundo está preocupado. Los ciclos alcistas suelen pasar por correcciones, y una caída del 30% era de esperar, dijeron algunos observadores, con un soporte de precio de 30.000 dólares que incluso sugiere más potencial alcista para el futuro. Pensamiento optimista: esperemos que así sea.

8 de enero: Rompe la barrera de los 40.000 dólares

La carrera alcista no se ha detenido, y el Bitcoin entra en un nuevo año que bate récords al superar la barrera de los 30.000 dólares el 2 de enero y superar los 40.000 dólares solo cinco días después, antes de alcanzar un máximo de 42.000 dólares el 8 de enero. Esto supone un aumento del 40% en la primera semana del año.

El 5 de enero, JP Morgan sugirió que el Bitcoin podría alcanzar los 146.000 dólares si empezaba a sustituir al oro en las carteras de los inversores.

Pero hay que tener cuidado. No todo el mundo está de acuerdo, y es inevitable temer que el mercado toque fondo. Michael Hartnett, estratega jefe de inversiones de Bank of America Securities, lo calificó de «madre de todas las burbujas» y lo comparó con el boom de las puntocom de finales de los 90.

El profesor de economía de la Universidad de Nueva York Nouriel Roubini también se mostró escéptico. «El precio del Bitcoin está totalmente manipulado por un grupo de personas, por un grupo de ballenas», dijo. «No tiene ningún valor fundamental. Estamos cerca del punto en el que la burbuja hiperbólica va a explotar». Pero bueno, su apodo es Dr. Doom, así que es de esperar que sea pesimista.